Los problemas de Cataluña son los problemas de toda España PDF Imprimir E-mail
Opinión / Actualidad - Política
Escrito por Francisco Jiménez /UCR   
Viernes, 13 de Octubre de 2017 05:29

   Ha pasado el 10 de octubre El Govern de Catalunya ha dicho que proclama la independencia pero que la aparca. Habla en nombre del pueblo catalán despreciando a la mitad de ese pueblo, y ninguneando al propio Parlamento, puesto que en él no se ha votado nada, ni se ha podido debatir Tras la violencia política y policial, el gobierno del PP ha sufrido una derrota política. La ultraderecha asoma preocupantemente sus colmillos, con el permiso del PP en éste caso, pero los problemas son exactamente los mismos que meses antes. Y los poderes económicos han mostrado su capacidad de controlar las decisiones políticas, hoy en la crisis catalana, mañana en el conjunto de España. El capitalismo mostrando su faz, más claro, agua.

               En nuestra opinión, la crisis catalana debe verse dentro de un contexto de progresiva deslegitimación del edificio institucional levantado en torno a la Constitución de 1978. Ha sido deslegitimada primero por la derecha española, negando los derechos sociales a los trabajadores, (Art. 135) y cayendo en un pozo de corrupción. Y por la derecha catalana que se ha saltado también los derechos sociales (privatización de la sanidad pública y recortes generalizados de los servicios públicos, apoyo a la Reforma Laboral del PP, etc.) y ha querido tapar su corrupción con un salto hacia adelante sin una mayoría de catalanes y sin ningún apoyo exterior. Ya no se habla ni de corrupción ni de la pobreza en España y en Cataluña.

               Hay que paralizar la respuesta autoritaria del Gobierno del PP. No se puede admitir que el PP , PSOE y Ciudadanos , recorten las libertades o eliminen la Autonomía de Cataluña (Art. 155). Pero LO QUE NO SE PUEDE IGNORAR ES El DESEO DEL PUEBLO CATALÁN DE VOTAR EN UN REFERÉNDUM PACTADO Y LEGAL(alrededor del 80% es partidario del Referendum) EN EL QUE SE PUEDA PRONUNCIAR SOBRE LAS DIVERSA OPCIONES, INCLUIDO EL FEDERALISMO Y LA INDEPENDENCIA. Ese deseo no se puede obviar en ningún caso, incluso si llegan a un acuerdo las burguesías catalán y española.

               El éxito del denominado PROCES surge en primer lugar de la crisis a partir 2008, una de las crisis del sistema capitalista que se ha saldado recortando derechos sociales, sanidad, educación, dependencia, derechos políticos como la Ley Mordaza, y un empobrecimiento la clase trabajadora. En segundo lugar un neocentralismo , propiciado por el PP, que comenzó al echar para atrás el Estatuto Catalán , que había sido aprobado por el Parlamento Catalán y por el Congreso de Diputados. Y en tercer lugar la corrupción, que se ha destapado en los últimos años y que afecta esencialmente al PP, pero también a Convergencia, con numerosos escándalos que le ha llevado a tener que cambiar de nombre por PDCAT.

               Pero el Process no ha querido contar con otras opciones que no fueran el independentismo. ni se han permitido con tranquilidad y transparencia a la ciudadanía otras opciones que parecen contar también con respaldo social, como el federalismo. La aprobación en el Parlamento catalán de la Ley de Referéndum y de la Transitoriedad fue un falso proceso constituyente, esta vez en Cataluña, igual que en la transición.

               Esto ocurre en una situación política cada vez más autoritaria, con un PP en el gobierno incapaz de hacer otra política que no sea responder con los jueces, fiscales y fuerzas de seguridad, con recorte de libertades conculcando derechos de expresión, de reunión y manifestación. Con Ciudadanos apoyándole en todo y el PSOE de Pedro Sánchez cada vez más parecido al de Susana Díaz .

               La salida a esta crisis debe conseguirse entendiendo el “problema catalán” como parte del problema del Estado. No aceptamos un pacto entre el PP , Ciudadanos y PSOE, con una falsa salida a través de una Reforma Constitucional que no tenga en cuenta al pueblo y que sea de nuevo acuerdos de castas por arriba, que además no resuelva los principales problemas ni de Cataluña ni de España, aunque esté avalada por la burguesía catalana.

               Es la hora de soluciones políticas para Cataluña pero también para toda la clase trabajadora, lo que no se podrá conseguir sino hay movilizaciones y no se crea una organización por la base de los demócratas.

1º- El PP se ha convertido en el problema número uno de España por su incapacidad para resolver los problemas de forma política, por implantar el autoritarismo y el recorte de libertades, y por ser el partido que ha hundido económicamente a la mayor parte de la clase trabajadora para beneficio de unos pocos. Por ello es urgente y necesario organizar mayorías para echar del gobierno al PP.

2º-Hay que reconocer que España es un estado plurinacional, aceptando el ejercicio del Derecho de Autodeterminación.

3º-El derecho a decidir no puede consistir solo en resolver el tema territorial, es algo mucho más amplio. Porque queremos decidir también sobre República o Monarquía, sobre un modelo económico al servicio de la mayoría, el poder judicial, el papel del Ejercito, cómo garantizar la sanidad, la educación y todos los derechos sociales incluido el derecho a un trabajo digno y a vivienda, así como las relaciones con la Unión Europea, con la OTAN y con los diversos tratados comerciales que nos han impuesto como es el CETA, sin que la ciudadanía hayamos podido decidir sobre ello.

4º-Pero llegar a reconocer el Derecho de Autodeterminación es imposible, si no hay un acuerdo en todo el Estado para abrir un PROCESO CONSTITUYENTE que cambie la correlación de fuerzas y la Constitución del 78 ya agotada. Por lo tanto hay que caminar hacia unos acuerdos mínimos entre todas las fuerzas de izquierda y nacionalistas, Sindicatos MMSS. Etc. que permitan poner al menos las bases para un debate. Nuestra propuesta será una República Federal Solidaria y Laica.

Ayer, como hoy, la República se presenta como una propuesta política, único régimen político plenamente democrático capaz de conseguir un estado en el que la ciudadanía y los pueblos podamos ser capaces de convivir en igualdad y solidaridad.

 

Paco Jiménez y Javier De Miguel (JUNTA REPUBLICANA DE IZQUIERDAS DE NAVARRA )

 

Club de Amigos de la UNESCO.